Te quiero… en espera

Te quiero en silencio, como lo hace un amigo, al mirarte tan cercana   y desviarme tan lejos. Escuchando tus anhelos mientras te protejo, escuchar el dia versar sobre de tus ojos engaña a los mios extraviandolos  del tiempo. Al resucitar el detalle  que tu boca describe mi alma se pierde y vaga sobre estrellas  en reflejo del mar, acercandome al silencio  como un exclavo, quitandome el derecho de hablar y colocando los grilletes para callar.  En cortos minutos  la marea descubre, ya no puedo fingir mas  un cuerpo de sentimientos al desnudo, acepto la atraccion  que me cautiva en silencio, ya que me deja sin palabras  volviendome un sediento de solo decir una.

“Te quiero y lo oculto”  como las ruinas frias del romano torturado al engañar a Sofia,  ocultandolo en la intimidad de la nostalgia en las sobrias sombras del otoño en el cual te he perdido. Ya que  el verano ha olvidado los dias   de complicidad en los cuales las flores y los insectos marchaban al compas  de la brisa del viento, construyendo  hogares, diseñando enredaderas que montaran   en los ruidosos kioscos, siempre alimentando el espiritu de vida del maestro Sol y la introspeccion de nuestra madre  Noche. Todo ello olvidado  en el mismo instante en el que una hoja olvida  la rama que la mantuvo verde, quien le proporciono nutrientes  y le enseño  que las hojas crecen   expandiendose  con toda su identidad. Olvidado  ya que la hoja dejo de ser verde y el intenso vinculo que mantenia unida a la hoja y a la rama, desaparece… desaparece en el otoño cuando  la rama no es capaz de  alimentar mas a la hoja y cuando  hoja despues expandirse  y conocer el mundo real, quiere volar hacia otra rama verde, fresca e inmadura. Es cierto que  la desunion  esta en proceso y el destino de la hoja esta al caer al suelo, ya que es el mismo suelo el quitador de vida, el marchitador de cuerpos y el enterrador  de nuestro viaje. Es cierto que la rama esta vez ha perdido  la hoja con quien crecio, la que alimento con cariño y la que se sujetaba con la mayor fuerza del amor del mundo. La ha perdido para siempre, parte de ella  se fue, pero en años venideros  la rama se volvera fuerte y en tronco se convertira, ahora no solo hojas podra retoñar de su cuerpo, si no incluso el fruto de su destino que en su genetica esta marcado.

Te quiero, aun en espera aun que no tenga derecho de pedirlo, aun cuando se haya perdido el todo y no exista el nada. Aun cuando no sean pasos firmes y palabras claras. Lo unico cierto es  un te quiero en espera y eso para mi es de palabra. Ya que gracias a ello “el espera” trae tranquilidad y el “te quiero” me trae alegria.

 

JOXD…me gusto… buena vibra y mucha felicidad

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s