No en un final

Inculcando la vida, mi mente intuerta perdura, en los instintos de sobrevivencia, en los instintos que mantienen la sinceridad en flor de pecho. Pensar en odiarte por que en estos tiempos no te encuentras, pero mientras mas pienso mas te necesito.
Ojala que mi cometido se plasme como un tatuaje en mi corazon clausere, el tonto sentir que del camino en horas del pasado se vuelve frutos que jamas maduran en el destino. Hoy quisiera sacarme obstinado en los reflejos de tu pecho y besarte como ultima vez en los ojos de mil fractales. Disfrasarme de aquel que me robo tus suspiros y parar el tiempo, dejarte en manos del mundo perfecto.

En mi manos convierto el polvo, simulando los lenguajes, aun no clono mi corazon, para que jamas deje de amarte, aun no clono mis ojos, mis voz y mis deseos, para que jamas me olvide de ti. Disculpa si ya no tengo miedo de ti, por que ya no eres mi vida, ahora puedo estar quieto en los aullidos nocturnos de la noche, respirar los frentes frios y sentime cansado. Disculpa por que ya no creo que la suerte camine bajo las misma sombra y estoy convencido de que ante la fota de la vida, solo es eso tu y yo en el inicio y no en el final.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s