Cuando las cosas buenas pasan a lo largo de la vida, en el destino predestinado los labios se unen esperando el dulce nectar de la chispa de la alegria. En un Sol te veo como luz entre las tiernas nubes, entre las cuevas de la tierra y la el abismo del mar.

Defrente nos contagiamos presentandose ante el interprete de mi locura, de mi soltura, de mi dias de vida. Cuantos dias me quedan en el silencio, cuantos dias me quedan en el ataud de las palabras, en los segundos de amores en muerte. En paz el silencio se calma y comienza las flores como trompetas remarchando los lirios de las risas, entregadas a tus brazos y al calor de nuestros cuerpo.

Pequeña figura moldeada por mis manos de mis dias de trabajo, de mis horas de entretenimiento, de mis pasos ante los viejo. En casa presiento la situacion de la lejania y en suelo se encuentra el consuelo, en estetica mido la academia de mis actos morales y los residuos de esta luz infrangante que ha dejado ciegos en la calle, perdidos en los botes de basura individuales y rascando lo falto del entendimiento.

Pido de las manos del hombre y de la consciencia de su trabajo, la calma de su corazon. Imagino nuevamenta las calles respirar con alivio y consuelo. Somos uno y entre uno nos ayudamos, solo hay que hablar y decir con bondad que este mundo es demasiado pesado para nosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s